Maravilloso: eventos “jugones” en Concepción.


Desperté en la mañana con el ceño fruncido y con pocas ganas de ir al aburrido trabajo. Abrí los ojos, me levanté, caminé hacia la cocina muy lento y con los hombros caídos a prender el calefont para ducharme. Obviamente, y luego de eso me duché y posteriormente tomé desayuno. Mientras lo hacía, revisaba mis cuentas de redes sociales para ver las novedades del día, hasta que llego a Facebook, plataforma la cual no me entregaba mucha novedad, HASTA HOY. Sigue leyendo

Anuncios

Síndrome de Diógenes


Definitivamente tengo un problema, un problema que me gusta eso si. Soy de esos (no se si hay muchos) que casi cualquier porquería que ven en una tienda lo consideran “coleccionable”, pero cualquier cosa. Y a pesar de que me gusta, es un problema molesto cuando tienes poco espacio para guardar o no te gusta limpiar el polvo que acumulan las cosas ahí, exhibidas o guardadas. Sigue leyendo

MyL a sus dos semanas: puro éxito.


A partir de hoy y todos los viernes, comentaré sobre algunas publicaciones en Jugando Mitos o algunos detalles interesantes respecto a otros juegos de cartas intercambiables.

Exactamente hace dos semanas comenzó la venta de la nueva edición de Mitos y Leyendas, luego de 4 años de ausencia en el mercado. Se hablaba de una gran cantidad de gente que quedaba huérfana, sin embargo esto nunca fue así. Gran cantidad de jugadores continuaron jugando e incluso dividieron en bloques la 2º era para darle otro orden al juego. Todo esto a pesar de que la producción y venta oficial del juego había acabado. Sigue leyendo

Ludopatía – Fénix


Desde ahora, quiero incluir en esta sección, además de los juegos de mesa, a los juegos de cartas intercambiables, porque si, soy muy amante de este tipo de juegos.

Y quiero comenzar con Fénix, un juego que no comenzó para nada bien, y que lamentablemente, su corta duración en el mercado era muy predecible. La base del juego era bastante sólida y uno podía tener la idea de que con ciertas mejoras durante el camino, todo podía arreglarse, pero eso nunca ocurrió. Sigue leyendo