Maravilloso: eventos “jugones” en Concepción.


Desperté en la mañana con el ceño fruncido y con pocas ganas de ir al aburrido trabajo. Abrí los ojos, me levanté, caminé hacia la cocina muy lento y con los hombros caídos a prender el calefont para ducharme. Obviamente, y luego de eso me duché y posteriormente tomé desayuno. Mientras lo hacía, revisaba mis cuentas de redes sociales para ver las novedades del día, hasta que llego a Facebook, plataforma la cual no me entregaba mucha novedad, HASTA HOY. Sigue leyendo