Síndrome de Diógenes


Definitivamente tengo un problema, un problema que me gusta eso si. Soy de esos (no se si hay muchos) que casi cualquier porquería que ven en una tienda lo consideran “coleccionable”, pero cualquier cosa. Y a pesar de que me gusta, es un problema molesto cuando tienes poco espacio para guardar o no te gusta limpiar el polvo que acumulan las cosas ahí, exhibidas o guardadas.

Algunas cosas que colecciono? Aquí las mencionaré:

Juegos de Mesa

Si bien no es una gran colección, mis juegos de mesa ocupan un lugar muy importante en mi corazón. Comenzó como una colección de distintas versiones de Monopoly, pero hace poco ya he comenzado a expandir un poco más el criterio de adquisición. Los siguientes que agregue quizá sean eurogames clásicos, como Catán o Ticket to Ride. Es difícil elegir a uno favorito de ahí; quizá el “Spiel des Wissens” es algo especial, porque es el típico juego de trivias pero en alemán, y es más o menos del año ’82. Muy bonito.

Revistas

Las revistas es uno de los legados del siglo XX que jamás pasarán de moda, a pesar de la existencia de internet y el ritmo de actualización que tiene la información en la red. Si lo vemos por ese lado, las revistas cuentan con una desventaja gigante, puesto que cualquier acontecimiento importante, habrá que esperar al mes siguiente para tener la información a diferencia de un blog o portal de noticias en donde nos informarán prácticamente al instante. Pero no se, quizá el olor a cola fría al recién abrirlas, o el simple hecho de poder tomarlas y leerlas cuando quiera las hacen uno de mis modos predilectos de llenarme un poco de cultura y conocimientos random. Actualmente colecciono la Club Nintendo y la National Geographic.

Envoltorios de dulces y otras cosas

A esto me refería con que cualquier cosa es coleccionable. Si bien no tendrán ni un valor económico en el futuro, que buenos recuerdos nos regalarán estos envoltorios cuando nos estemos alimentando con cápsulas que concentren todos los nutrientes que necesitemos y sabores que queramos disfrutar. Si, también los tengo rotulados para saber cuando los comí. Ven ese envoltorio de “Super 8” de naranja? Tengo uno congelado. Dice “edición limitada” así que quiero uno para cuando ya no lo vendan :C

Cartas

Aquí me vuelvo loco. Desde aquellos años en que las cartas Pokémon salían al mercado que no he dejado de jugar algún juego de este tipo. Y si, empecé a jugar con puras cartas piratas porque en aquella época pasaban ‘piola’ ya que a pesar de no ser originales, eran de gran calidad. De ahí en adelante, lo que más jugué fue Mitos y Leyendas, muy mal visto por los jugadores ‘pro’ de Magic y Pokémon por ser shileno pero nunca me importó la opinión de otros en cosas que no tienen por qué emitir alguna palabra. Jugué Magic también, pero nunca me gustó. Gloriosamente, fui juez de Fénix TCG, un juego que es considerado un mito por lo poco que duró y casi nadie lo recuerda (tengo hasta sobres cerrados). Obviamente, con la vuelta de Mitos y Leyendas la colección volverá a aumentar y quizá hasta que niveles llegue.

Coca-Cola

No me gusta hacer distinciones con mis amadas cosas (materialismoooooo) PERO ES QUE OH COCA-COLA ES LO MEJOR DE LO MEJOR. Desde cuadernos, chapas sacadas de la línea de producción, ropa, una botella que data del año ’50, un teléfono y todo lo demás que se ve en las fotos. Coca-Cola es la empresa con más impacto a nivel mundial y desde el año 1888 que nos acompaña. Si bien no bebo todos los santos días, me encanta todo lo que tiene que ver con el “buen marketing” de las grandes marcas (un gusto muy amateur eso si porque nunca he tenido un ramo de marketing o algo parecido) y por lo mismo mi amor por Coca-Cola.

Soy de esos que gozan cuando logro contacto físico con algún artículo que haya sido usado hace mucho tiempo, o viendo programas como “El Precio de la Historia” y todo el cuento. Obviamente, más disfrutaré en unos 50 años más cuando vuelva a tomar las cosas que uso en el presente y quizá contándole a la pobre gente de ese entonces de todo lo que se perdió por no haber nacido antes.

Ah si! también hice una caja en donde guardo cada porquería que parezca “coleccionable”, o sea, cualquier cosa:

DSCF8763

Y usted buen amigo, colecciona alguna cosa? Comparta!

Anuncios

Un comentario en “Síndrome de Diógenes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s