Coca-Cola – Asa Griggs Candler


Tiempo antes de morir, John Pemberton vendió la fórmula de Colca-cola a 2300 dólares. Para muchos, es muy poco dinero a cambio de la receta mejor guardada en la historia. Sin embargo, suponiendo de que esta venta no se hubiese realizado, es muy probable que la Coca-Cola no gozaría de la fama que ostenta ahora y tampoco sería muy conocida fuera de Atlanta, con ocurrió con la mayoría de los “remedios patentados” fabricados en aquél tiempo.

2009-great-leaders-asa-candler-pop_650

Uno de los grandes responsables de esto, fue Asa Candler, una persona no muy alta y con voz aguda, características no muy comunes en el perfil de “un hombre de empresa”. Sin embargo, Asa desde pequeño aprendió del real valor del dinero. De hecho, cuando era muy joven, viviendo en pleno campo, cazó un visón para vender su piel, ya que en aquél tiempo, parecía un negocio rentable. Lo envió a Atlanta esperando recibir algunos centavos, pero para sorpresa de él, recibió un dólar. De ahí en adelante, comenzó a organizar a algunos amigos para que cazaran en conjunto y obtener más pieles. Al finalizar la escuela, ya tenía más de 100 dólares ahorrados.

Si la gente conociera las virtudes de la Coca-Cola como yo las conozco, sería necesario echar llave a nuestras fábricas y apostar en sus puertas un guardia armado para hacer que el público formara fila para comprarla.

De este hecho, se puede inferir el talento que Asa tenía para los negocios. Luego de dejar sus estudios de medicina, se dirigió a Atlanta y llegó con poco más de un dólar en el bolsillo. Rápidamente y con algo de suerte, encontró un puesto de trabajo en una farmacia y comenzaría a desarrollar una suerte de carrera farmacéutica, en donde conoció el negocio de los remedios patentados.

La Coca-Cola a esas alturas, ya era un producto bastante conocido y popular, las ventas de ese brebaje que curaba la jaqueca y molestias estomacales se vendía como pan caliente. Asa sabía que, la popularidad del producto, sumado a su inteligencia y entendimiento sobre los negocios, podría hacer llegar el sabor de Coca-Cola a todo Estados Unidos.

Está claro que consiguió mucho más que eso. Incluso, en 1916, fue elegido alcalde de Atlanta, por lo que tuvo que ceder sus derechos sobre The Coca-Cola Company (fundada por él, claro) a sus hijos.

Falleció en 1929, pero a diferencia de John Pemberton, pudo disfrutar del éxito de su trabajo y ver como Coca-Cola se convertía en la gaseosa más popular en el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s