Random – El pie de limón perfecto


Gran parte de mi vida la he dedicado al área gastronómica, en forma aficionada, claro. Más específicamente, al área de la degustación, porque pucha que me gusta comer, cosas dulces o saladas, como si no hubiera un mañana.

Una de las cosas que más me gusta comer y que no disfruto hace bastante tiempo, es el pie de limón. Son sentimientos encontrados los que me invaden cuando se presenta la oportunidad de disfrutar dicha maravilla aquí en la casa, porque más de dos trozos no puedo comer, porque somos 5 integrantes en la familia, y es muy difícil que sobre algo. Pero en fin.

Hay tres puntos clave que son importantísimos a la hora de degustar un buen pie de limón, que lo diferencia de uno rico, esos caseros y contundentes, a esos que hacen en los supermercados. No se para qué comparo, si también son EXQUISITOS.

  1. La masa: he probado de todo, desde la masa más esponjosa hasta la más dura, incomible. Ésta, tiene que ser algo asi como un intermedio de las dos. Si bien no debe ser frondosa y esponjosa, tampoco tiene que ser como un pedazo de tabla que podemos encontrar en cualquier bosque del país. Debe ser un tanto delgada, pero resistente, tanto como para aguantar el merenge y la mezcla de limón al momento de tomar el trozo con la mano. También debe ser “semicrujiente”, casi al límite, que prácticamente no se pueda identificar si es crujiente o no.
  2. La mezcla: Si, esa que le da el sabor ácido pero exquisito. Gran error se comete al utilizar poca de ésta por miedo a que quede hostigante, porque jamás será asi, de hecho eliminaría el merengue para poner el doble de mezcla. Tampoco hay que limitarse con el limón, hay que hecharle todo lo que sea posible de esta amarilla fruta.
  3. El merengue: El merengue, como lo dije antes, incluso podría obviarlo, pero la genteMiniPieLimon tradicionalista y que se resiste un poco a los cambios o tomaría bien esta decisión, por lo que seguiré tomándolo en cuenta. El merengue, sobre todo en los pies (de limón) caseros, tiene a ser muy aireado y contundente, opacando asi todo el resto de este manjar de dioses. Éste debe ser casi como el glacé que se utiliza en las galletas navideñas, sin ese volumen que lo hace ver eterno y en poca cantidad. Casi incluso que a veces se vea la mezcla de limón con leche condensada desde arriba. Ojalá, verterlo con esas mangas de decoración para no sobrepasarse y que quede con un bonito diseño.

Espero que tomen en cuenta estos consejos a la hora de preparar un pie de limón, porque no es cualquier tarta que preparan porque si, es mucho más que eso: es una forma de vida, un arte, una poesía comestible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s