Ludopatía – Uno y Guess Who?


Hace un par de días, recordaba esa gloriosa década del noventa que me tocó vivir, en la que los video juegos comenzaron a ocupar el lugar importantísimo que sustentan ahora, en donde el internet era un verdadero lujo y mientras navegabas, no podías utilizar el teléfono porque ocupaba la línea, etc. También, aquella época está marcada por el auge de los juegos de tablero, esos más “familiares”, como “Operando”, “Pulgas Locas”, “No Despiertes a Papá”, etc.

Tengo la suerte de haber jugado muchos de los juegos que salieron en aquella época, y que actualmente siguen en el mercado. Obvio. Sin embargo, creo que el público objetivo cambió. Si en aquella época eran los niños los principales “consumidores” , ahora somos los “adultos jóvenes” que preferimos juntarnos en familia/amigos/loquesea, compartir alguna cosita para picar o tomar, y disfrutar de una buena partida de Monopoly, esas que duran 4 o más horas.

En fin. Hoy quiero comentar sobre Uno, un juegazo que si bien no conocí en aquella época, últimamente, apenas pillo una mesa quiero sentarme y jugar una partida por lo 8JtIuTZmenos. Ya, si no es pa’ tanto, pero suele ser un juego bastante competitivo e impredecible. Es bastante conocido y simple, por lo que explicar detalladamente como se juega sería una pérdida de tiempo, pero básicamente, consta de una baraja de cartas, las cuales tienen números y colores. La idea es deshacerse de todas las cartas de tu mano, bajando una por turno que tenga el mismo color o el mismo número que la que jugó el anterior jugador. Pero no todo es tan fácil, puesto que desgraciado oponente que jugó antes que tu, pudo haber depositado suave y tiernamente una Wild +4, cartita la cual te hará robar 4 cartas y más encima saltarte tu turno. Hay más cartas “especiales” con otros efectos, como cambiar el sentido en el que se va jugando, saltarte tu turno, etc. Recuerda, que cuando te quede una sola carta en la mano, debes gritar, como si no hubiera mañana, UNO! si no, no faltará el desagradable que grite en tu cara “NO DIJO UNOOOO” y tengas que robar 4 cartas.

Otro juego del que quería hablar, era uno que conocí en aquella época que mencione alLa caja de aquellos tiempos <3 principio, “Adivina quién”. No, no pido que adivinen que juego es ni nada, así se llama el juego. Como es de suponer, trata de adivinar quién es el personaje secreto que tu oponente oculta. Cada jugador tiene una cosa llena de fotografías de los personajes posibles, los cuales vas eliminando a medida que vas haciendo preguntas fáciles, como por ejemplo “tiene bigotes?”. Si la respuesta de tu oponente es no, entonces descartas todos los que tienen bigotes. Al final, el que logre averiguar qué personaje oculta el otro, gana la partida. Asi de simple.

Si bien el primer juego, Uno lo jugaría casi en cualquier momento (aunque no lo encuentro mejor que el Monopoly Deal), el 2º es más bien para un público más infantil. Lo jugué mucho en su época, pero ahora lo encuentro monótono, en el sentido de que no es para pasar horas jugándolo. Además que las partidas duran poco tiempo.

¿Y tú, qué juego de estos has jugado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s