Ludopatía – Monopoly City


Yo asumo que todos tienen conocimiento de lo que quiere decir el término “Monopoly”, o por lo menos alguna idea tienen, en el contexto del juego, claro. Si no, puedes ir a la biblioteca más cercana a CULTURIZARTE, porque como chucha puede existir alguien que no conozca tal maravillosa pieza de entretención <3.

Que ganas de tenerlo D=

Que ganas de tenerlo D=

En fin. Todo comenzó por allá por el año 1935, cuando Charles Darrow, un vendedor de calefactores domésticos, en aquél entonces sin trabajo, patentó un juego de compra de propiedades, basado en uno creado por Elizabeth Maggie. Éste, intentó venderlo a Parker Brothers sin éxito, por lo que decidió comenzar una producción a pequeña escala del prototipo, la cual resultó exitosa. Obviamente, luego de esto, la empresa juguetera se comunicó con Charles, para hacerse con los derechos del juego.
Recomiendo totalmente leer un poco más sobre la historia de este juego, sobretodo por el contexto en el que se va desarrollando, o las causas por las cuales se hizo tan popular. Obviamente, hay mucha gente que se “opone” a este juego, por desarrollar ambición en las personas y todas esas cosas que van en contra de la moral, y blah blah blah. Busque en Wikipedia, Google y en todo internet.
El año 2009, se lanzó al mercado una nueva versión del juego. Desde sus inicios, ha tenido pequeños cambios en sus reglas, además de las distintas versiones que han sido puestas a la venta, pero estas versiones, más que un cambio drástico en el juego, solo es una cosa de “estética”. Por ejemplo, existe una versión de The Simpsons, de Coca-Cola, de The Lord of the Rings, hasta de Citiville. Pero esta vez, sufre su primer cambio “drástico”, en todo sentido.
El primero cambio que podemos ver en Monopoly City, es en el tablero. Desapareció el típico espacio reservado para las tarjetas de “destino” que WP_000181estaban a unos extremos del centro del tablero, dando paso a una ciudad que la cruza un río, dividida también en terrenos, o “distritos” que a su vez, están divididos en “cuadras”. Cada distrito está identificado con un color y un número, el cual está relacionado con el espacio en el tablero que detalla el nombre y el precio, y por dónde avanzan las fichas de a cuerdo al número que salga en los dados.
Otra cosa que agiliza mucho el juego, es que puedes comenzar a comprar desde el primer turno. Lanzas los dados, avanzas, decides comprar el distrito en donde caíste y ya. Además, a no es necesario poseer un grupo completo de color para comenzar a construir. EXELENTE CAMBIO. Era muy molesto poseer un distrito y que otros dos jugadores tuvieran los otros dos del mismo color. Al final, nadie iba a poder construir y el valor de la renta siempre sería muy bajo. Pero ya no pasará más.
El juego además, se torna más realista, ya que puedes construir una cárcel, una planta de energía, una planta de aguas residuales, entre otras “amenazas”, para sabotear el distrito de algún oponente y disminuir al máximo la renta de éste. Díganme que en la realidad, sus casas no bajarían su valor si construyen una industria en las cercanías? Yo creo que si. También puedes construir escuelas, plantas de energía eólica, o copas de abastecimiento de agua para proteger tus territorios de las amenazas antes mencionadas. Además de todo eso, puedes construir estaciones de trenes para llegar directamente de un distrito a otro (emulado a un metro), solamente utilizando el tren. También puedes construir estadios, para aumentar tus dividendos gracias a las ganacias que conlleva.
<3Por último, puedes construir rascacielos para doblar la renta del distrito en donde se construyó. Pero la mejor prueba de que eres un magnate de los negocios, es la construcción de la Torre Monopoly, la que doblará la renta de todos, pero absolutamente todos tus distritos.
No he mencionado el dispositivo de negocios, el cual determinará quién se adjudica una subasta, o también para ver cuántas puedes construir en tu turno.
Monopoly City, a pesar de mantener en gran parte la escencia de Monopoly, para los que nos apasiona, demuestra una cambio bastante drástico en la forma de jugar. Lo bueno, es que fue de esos cambios que se agradecen, y que logran que el juego sea más fluido, más rápido (esto no quiere decir que una partida dure menos de tres horas), y más llamativo, visualmente hablando. No, más llamativo en todos los sentidos.

WP_000170

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s